Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes Simpatizantes defienden los amenazados campamentos Ocupa en LA y Filadelfia
Acciones de Documento

Simpatizantes defienden los amenazados campamentos Ocupa en LA y Filadelfia

Última modificación 29/11/2011 09:39
por Tania Molina

Nueva York, 27 de noviembre. Cientos de simpatizantes defendieron los plantones de Ocupa Wall Street en Los Ángeles y Filadelfia ante órdenes desalojo de los alcaldes de ambas ciudades, mientras estudiantes vinculados con el movimiento realizaron protestas en las dos costas del país para denunciar alzas en colegiaturas y acciones represoras en las universidades públicas.

Publicado el: 29 de noviembre de 2011
Simpatizantes defienden los amenazados campamentos Ocupa en LA y Filadelfia

Estudiantes de la Universidad de California protestaron ayer. Foto: Reuters

 

David Brooks, corresponsal

Publicada el 29 de noviembre en la versión impresa.

 

Nueva York, 27 de noviembre. Cientos de simpatizantes defendieron los plantones de Ocupa Wall Street en Los Ángeles y Filadelfia ante órdenes desalojo de los alcaldes de ambas ciudades, mientras estudiantes vinculados con el movimiento realizaron protestas en las dos costas del país para denunciar alzas en colegiaturas y acciones represoras en las universidades públicas.

Sin embargo, el desalojo de los dos campamentos más grandes que quedan del movimiento Ocupa parecía inminente.

A pesar de que policías antimotines llegaron al plantón de Ocupa Los Ángeles la madrugada del lunes para ejecutar la orden del alcalde Antonio Villaraigosa de desmantelar más de 450 tiendas de campaña y desalojar a cientos de manifestantes, éstos desafiaron la orden y permanecieron ahí a lo largo de la noche y todo el día de hoy. Anoche, unos mil manifestantes y simpatizantes defendieron el plantón, reportaron el diario Los Ángeles Times y Ocupa LA.

Después de unas seis horas, la policía se retiró, al optar por no usar fuerza por ahora. Villaraigosa y su gobierno han expresado apoyo al mensaje del movimiento Ocupa y, en marcado contraste con otras ciudades, el campamento no ha sufrido represiones ni arrestos masivos desde que se instaló, en octubre. Anoche sólo se reportaron cuatro arrestos. Esta mañana prevaleció el buen humor y un sentir de triunfo de que los manifestantes habían logrado permanecer un día más (uno hasta trepó a un árbol, con su sleeping bag y alimento, para dificultar cualquier intento de expulsarlo). De hecho, varios manifestantes y el alcalde elogiaron el comportamiento no violento tanto de policías como manifestantes.

La situación difiere de lugares como Oakland, Nueva York y Chicago, ya que en Los Ángeles se ha mantenido el diálogo entre el plantón y las autoridades. De hecho, el gobierno municipal ha ofrecido un enorme espacio en un edificio a los manifestantes, por una renta simbólica de un dólar al año, asistencia para trasladar las pertenencias y el equipo del plantón, y albergue para los sin techo que se han integrado al mismo.

Villaraigosa reiteró hoy que era tiempo de que el movimiento Ocupa use su éxito para transformar el debate nacional de un enfoque sobre la desigualdad económica para pasar a una nueva fase, más allá de ocupar un terreno físico.

La asamblea general de Ocupa Los Ángeles rechazó todas estas ofertas y hoy una abogada que representa al movimiento interpuso una solicitud ante los tribunales para anular la orden del alcalde, con el argumento de que viola el derecho a la libre expresión y la libre asociación. Villaraigosa aseguró que se procederá con el desmantelamiento en un momento apropiado para todos, pero estamos trabajando para asegurar que tengamos un fin lo más ordenado y pacífico posible.

El jefe de policía, Charlie Beck, indicó este lunes que la orden de desalojo redujo el número de tiendas de campaña a unas 150, pero que parecía inevitable que sus policías tendrían que realizar arrestos para desmantelar lo que ahora es un campamento ilegal. Insistió en que su objetivo es lograr lo anterior con nulo o mínimo uso de fuerza, según Los Angeles Times.

En Filadelfia, el gobierno de Michael Nutter ordenó el desmantelamiento del plantón a partir de las 17 horas del domingo, con el argumento de que se empezaría un proyecto de construcción en ese sitio, que está programado desde hace mucho tiempo. Al igual que Villaraigosa, Nutter ha expresado simpatía con el mensaje Ocupa y no ha ejercido ninguna medida represiva. Sin embargo, la decisión de la mayoría de los manifestantes fue permanecer por ahora en el campamento.

Un manifestante de Ocupa Filadelfia escribió hoy que unos mil simpatizantes se congregaron para la fiesta de desalojo y se realizó una asamblea sobre los sueños de cómo sería un mundo mejor. Después hubo baile y una fila de conga por las calles. Esta noche se reporta mayor concentración de policías alrededor de la plaza ocupada. De hecho, se sabe que el campamento amaneció más pequeño después de que algunos integrantes del plantón decidieron acatar la orden.

La educación es un derecho

Por otro lado, en las universidades públicas en California y Nueva York se realizaron huelgas estudiantiles y otras acciones de protesta contra incrementos de las colegiaturas, reducción de servicios y represiones de las autoridades.

En California, estudiantes y profesores interrumpieron una conferencia entre los regidores del sistema público de los diez planteles de la Universidad de California, reunidos para aprobar el incremento de colegiaturas y medidas de austeridad. Lo lograron usando el ya famoso micrófono humano para corear sus denuncias a tal volumen que los regidores no podían proceder. Finalmente debieron abandonar las salas en cuatro de los planteles donde se comunicaban por el altavoz de teléfonos, para refugiarse en otras y continuar la reunión, mientras afuera cientos de estudiantes se manifestaban después de realizar una huelga, reportó el San Francisco Chronicle. No nos vamos a ir, estamos aquí para crear un cambio, afirmó una participante.

En Nueva York, marchas y una manifestación frente al Colegio Baruch de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (universidad metropolitana pública) denunciaron propuestas para elevar las colegiaturas más de 30 por ciento en los próximos años. Ahí, detrás de barricadas y policías, se celebró una reunión de la junta de gobernadores de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, mientras cientos de estudiantes, profesores, sindicalistas y otros –muchos vinculados al movimiento Ocupa– corearon: lucha, lucha, lucha/la educación es un derecho y estudiantes y trabajadores, unidos venceremos. Un estudiante, a través del micrófono humano, afirmó que la junta de gobernadores representa el Nueva York empresarial, y no nos representa a nosotros, el 99 por ciento. Ésta es nuestra escuela, nuestro futuro.

La Orquesta Mecánica Ruda, conjunto de metales y tambores, ofrecía canciones famosas de luchas antiguas, desde We Shall Overcome, himno del movimiento de derechos civiles, hasta Which Side Are You On, de las luchas mineras.

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.