Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes Pobladores de Huexca impiden el paso de trabajadores de CFE
Acciones de Documento

Pobladores de Huexca impiden el paso de trabajadores de CFE

Última modificación 31/10/2012 14:35
por Tania Molina

Cuernavaca, Mor., 30 de octubre. Pobladores de la comunidad indígena Huexca, municipio de Yecapixtla, impidieron el paso a trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los terrenos donde pretenden construir dos termoeléctricas, las cuales abastecería un gasoducto que cruzaría por las inmediaciones del volcán Popocatépetl, al igual que por territorio de Puebla y Tlaxcala. Los inconformes argumentaron que el gobierno estatal no respetó los acuerdos de días recientes.

Publicado el: 31 de octubre de 2012
Pobladores de Huexca impiden el paso de trabajadores de CFE

Un centenar de estudiantes de la Normal Urbana de Cuautla, Morelos, marcharon el lunes contra la construcción de dos termoeléctricas en la localidad de Huexca, municipio de Yecapixtla. Foto: Rubicela Morelos

 

Rubicela Morelos Cruz, corresponsal

Publicada el 31 de octubre en la versión impresa.

Cuernavaca, Mor., 30 de octubre. Pobladores de la comunidad indígena Huexca, municipio de Yecapixtla, impidieron el paso a trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los terrenos donde pretenden construir dos termoeléctricas, las cuales abastecería un gasoducto que cruzaría por las inmediaciones del volcán Popocatépetl, al igual que por territorio de Puebla y Tlaxcala. Los inconformes argumentaron que el gobierno estatal no respetó los acuerdos de días recientes.

Asimismo, exigieron que se instale una mesa de diálogo con el gobierno federal, por conducto de las secretarías de Gobernación y de Energía, además de la CFE, para que les informen sobre el Proyecto Integral Morelos, que incluye las plantas generadoras de energía y el gasoducto.

La noche del lunes los inconformes, acompañados por integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, acordaron en asamblea evitar que funcionarios y obreros entraran, como lo hacían desde el 23 de octubre, escoltados por cientos de policías estatales.

Esta vez, para no ser desalojados como la semana anterior –en hechos que dejaron tres mujeres lesionadas–, desde las primeras horas de este martes se reforzó el plantón que instalaron el 16 de mayo a unos metros de los terrenos de las obras.

Los campesinos narraron que alrededor de las 7 horas llegó una caravana de unas 20 patrullas con más de 150 policías estatales, dos ambulancias y 10 vehículos con funcionarios y obreros de la CFE. Los opositores hicieron una valla en la carretera Cuautla-Huexca.

Unos policías bajaron de sus unidades y se acercaron. Pasaron 10 minutos y los uniformados retrocedieron luego que los inconformes les mostraron una copia de la minuta que avaló el gobierno estatal, pero que no cumplió.

Funcionarios y obreros de la CFE se estacionaron en el puente vehicular que cruza la carretera federal México-Izúcar de Matamoros. Las patrullas estatales y algunos uniformados se quedaron ante el plantón; otro contingente hizo rondines en los accesos a los terrenos, lo que paralizó los trabajos.

En la asamblea celebrada el lunes por la noche, los pobladores recordaron que horas antes más de 150 policías antimotines abrieron paso a una decena de automóviles con funcionarios y obreros de la CFE; además cuatro retroexcavadoras estaban trabajando.

Esto violó los acuerdos del sábado anterior; por ello, los pobladores acordaron cerrar el paso a los obreros hasta que salieran la maquinaria pesada y los policías.

El martes, en conferencia de prensa en Cuernavaca, pobladores de Huexca demandaron al gobernador Graco Ramírez y a la CFE respetar los acuerdos y advirtieron que no tolerarán burlas.

Indicaron que temen ser desalojados y por ello solicitaron que el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos constate los abusos cometidos desde el 23 de octubre contra ellos y la trasgresión de convenios y tratados internacionales reconocidos por el gobierno mexicano.

Aseguraron que sólo quieren que los dejen vivir en paz y que las dos plantas generadoras de energía eléctrica no se instalen a unos metros de sus casas ni en sus terrenos, porque creen que ello acabará con sus siembras y su agua.

Responsabilizaron a Graco Ramírez y al secretario de Gobierno, Jorge Messeger Guillén, de un eventual desalojo, pues enviaron a la policía estatal para que los trabajos de la termoeléctrica continúen a la fuerza.

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.