Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes Ocupas celebran aniversario con Wall Street bajo sitio
Acciones de Documento

Ocupas celebran aniversario con Wall Street bajo sitio

Última modificación 18/09/2012 16:23
por Tania Molina

Nueva York, 17 de septiembre. Wall Street fue puesto bajo sitio en un día de acciones de protesta, desobediencia civil, baile y música de Ocupa Wall Street para celebrar el aniversario de su nacimiento, aunque quien ocupó la periferia completa de Wall Street fue la policía, para impedir que los manifestantes "ocuparan" esa famosa calle, símbolo del mundo financiero de este país. Justo como ocurrió hace un año, incluso antes de iniciar sus acciones, esta mañana a las siete, el movimiento Ocupa ya había logrado su objetivo gracias a la policía y las autoridades: Wall Street quedó ocupado.

Publicado el: 18 de septiembre de 2012
Ocupas celebran aniversario con Wall Street bajo sitio

Durante el primer aniversario de Ocupa Wall Street, hubo una abrumadora presencia de elementos de la policía para resguardar las sedes de bancos, la bolsa de valores y las empresas financieras de Wall Street –o sea, las instituciones del 1%. Mike Fleshman

 

David Brooks, corresponsal

Publicada el 18 de septiembre en la versión impresa.

Nueva York, 17 de septiembre. Wall Street fue puesto bajo sitio en un día de acciones de protesta, desobediencia civil, baile y música de Ocupa Wall Street para celebrar el aniversario de su nacimiento, aunque quien ocupó la periferia completa de Wall Street fue la policía, para impedir que los manifestantes ocuparan esa famosa calle, símbolo del mundo financiero de este país.

Justo como ocurrió hace un año, incluso antes de iniciar sus acciones, esta mañana a las siete, el movimiento Ocupa ya había logrado su objetivo gracias a la policía y las autoridades: Wall Street quedó ocupado.

Durante toda la mañana contingentes organizados en torno a los grandes temas de Ocupa –deuda, medio ambiente, educación y salud–, formados por todo tipo de integrantes (Ocupa Fe –de religiosos–, veteranos de guerra por la paz, sindicalistas y trabajadores, estudiantes, entre otros) realizaron lo que llamaron remolinos alrededor del perímetro de seguridad con la bolsa de valores en el centro, avanzando de manera simultánea desde diversos puntos, a paso veloz, para encontrarse entre sí (y mostrar simbólicamente las interrelaciones entre temas y sectores), lo que provocó cierta alarma entre miles de policías.

Algunos estaban encabezados por bandas de percusión y metal, otros por títeres y banderas de todo tipo, pero, como fue un cumpleaños, también había globos, mantas con mensajes de felicitación y hasta una gran piñata que decía: las entrañas de la bestia.

Ahí también estaba la brigada de las abuelas por la paz, otros que se identifican como pacifistas encabronados, los que iban bailando por las calles, y pancartas en las que se leía: yo soy Espartaco y ayuden a despertar a todos los demás.

También había integrantes de los Ocupa de Vermont, de Virginia, de Oakland, Los Ángeles, Houston y más. Con ellos llegaban mensajes de cumpleaños desde varias partes del país. A la vez, varios recordaron que esta lucha se inspira y forma parte de otras luchas en Europa, el mundo árabe, Chile, México, Canadá. De hecho, la Fundación Don Sergio Méndez Arceo envió un saludo a los Ocupa en ocasión de su primer aniversario.

Al final del día ya había unos 180 arrestos, muchos realizados de manera arbitraria, que se ejecutaron con acciones policiacas diseñadas más bien para intimidar que para detener a delincuentes o para mantener el orden (había policías de una unidad para control del desorden).

La abrumadora presencia de elementos de la policía a pie, a caballo, en motos, patrullas, camiones y helicópteros para proteger las sedes de bancos, de la bolsa de valores, de empresas financieras de Wall Street –o sea, las instituciones del uno por ciento– ante varios cientos de civiles desarmados, comprometidos con actos de no violencia (no se reportó ninguna actuación violenta de ellos) manifestándose a nombre del 99 por ciento, fue tal vez la imagen que más captura lo que sucedió hoy.

Hasta el símbolo de la fortaleza de la industria financiera, el toro de Wall Street (que está al final de Broadway) estaba cercado por completo con barreras de seguridad resguardadas por policías asignados a su protección ante bandas de metal, globos, bailarinas, estudiantes, trabajadores, clero, veteranos y otras amenazas que circulaban por esa zona.

Entre los primeros arrestados esta mañana se encuentra el ex obispo George Packard*, de la famosa y poderosa Iglesia Trinity, que vigila la boca de Wall Street, con muchos más clérigos, veteranos de la paz y otros activistas detenidos en momentos de desobediencia civil para cerrar Broadway y otras calles.

Algunas de estas escenas evocaron una imagen del mural de Diego Rivera en Bellas Artes: El hombre controlador del universo, creada hace 80 años para colocarse en el Rockefeller Center de esta ciudad, señaló a La Jornada el antropólogo Charles Goff, de Cuernavaca, quien documentaba el día de protestas en Nueva York. En su parte superior izquierda el mural muestra policías a caballo reprimiendo una manifestación de trabajadores que demandan justicia económica en Wall Street, con el pico de la Iglesia Trinity al fondo.

Esta noche, Plaza Libertad (parque Zuccotti), sede de la famosa acampada de los Ocupa, un año después se volvió a llenar bajo estricta seguridad para asegurar que no pasaran materiales para acampar. En ese lugar se celebraron asambleas populares y foros con la utilización del micrófono del pueblo o micrófono humano para evaluar el día y considerar el futuro de este movimiento, mientras esperaban ser expulsados del parque por la policía.

No se sabe cuál será el futuro de Ocupa, tema de gran debate dentro y fuera de sus filas, pero no cabe duda de que fue el nacimiento de una nueva generación de activistas y un renacimiento para otras generaciones de luchadores sociales, que tendrá un efecto multiplicador a lo largo y ancho del país de aquí en adelante.

El eco de este movimiento retumba contra los viejos muros y edificios de la zona financiera, y obviamente –midiendo el despliegue de seguridad pública– continúa provocando alarma entre los más poderosos de este país.

*Esta nota tiene el apellido correcto del ex obispo George Packard (en la versión impresa aparece erróneo).

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.