Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes Familiares de Bryan Reyes temen se le acuse de atacar la paz pública
Acciones de Documento

Familiares de Bryan Reyes temen se le acuse de atacar la paz pública

Última modificación 11/12/2012 20:17
por Tania Molina

Con la detención de Bryan Reyes Rodríguez suman 70 las personas enviadas a prisión desde el pasado primero de diciembre, luego de la jornada de protestas contra la llegada de Enrique Peña Nieto al poder. Familiares del joven de 26 años, ex alumno de la Escuela Nacional de Música, afirmaron que hay muchas irregularidades en su caso, pues primero lo detienen por un delito y luego pretenden fincarle el más grave: ataques a la paz pública.

Publicado el: 11 de diciembre de 2012
Familiares de Bryan Reyes temen se le acuse de atacar la paz pública

Algunas de las fotos pegadas en un periódico mural en la Facultad de Ciencias de la UNAM. El segundo, de arriba hacia abajo, es Bryan Reyes Rodríguez. Foto: La Jornada

 

Laura Poy y Fernando Camacho

Publicada el 7 de diciembre en la versión impresa.

Con la detención de Bryan Reyes Rodríguez suman 70 las personas enviadas a prisión desde el pasado primero de diciembre, luego de la jornada de protestas contra la llegada de Enrique Peña Nieto al poder. Familiares del joven de 26 años, ex alumno de la Escuela Nacional de Música, afirmaron que hay muchas irregularidades en su caso, pues primero lo detienen por un delito y luego pretenden fincarle el más grave: ataques a la paz pública.

A este caso se suma el de Brandon Daniel Bazán, quien fue aprehendido por tomar fotografías cuando caminaba por la calle Filomeno Mata, en el Centro Histórico de la ciudad.

“Mi hijo es barista y fotógrafo independiente. Trabaja en una cafetería al sur de la ciudad, tiene 19 años y es estudiante de la preparatoria en línea. Ese día él no participaba en la marcha, pero lo detuvieron en la esquina de 5 de Mayo y Filomeno Mata cuando tomaba fotos para la revista Caffé Magazine”, explicó María del Rocío Bazán Espinoza, madre del joven, en entrevista con La Jornada.

Amigos de Bryan, integrante de la asamblea de Acampada Revolución, narraron que el primero de diciembre, cuando se encontraba en las inmediaciones del teatro Blanquita, fue detenido por elementos de la policía capitalina y trasladado a una agencia del Ministerio Público en la delegación Cuauhtémoc, donde lo acusaron de daños a la propiedad y ataques en vías de comunicación.

Tras permanecer preso 48 horas, fue trasladado al Reclusorio Norte y remitido al juzgado 11 de lo penal, donde lo juzgan por ataques a la paz pública. A él, afirma su madre, María del Carmen Rodríguez, lo detienen en la zona de los disturbios, pero no lo presentaron con los otros 69, por lo que no aparece en la lista de detenidos por la jornada de protestas; ahora pretenden responsabilizarlo de las acciones más graves.

Para Brandon, quien no opuso resistencia a su arresto, la historia no ha sido distinta. Trasladado la tarde del sábado a la agencia 50 del Ministerio Público, su madre, Rocío Bazán, recuerda que en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal los policías nos sacaron a las calles laterales y ni a los padres ni a los abogados nos dejaron pasar ni saber nada. Incluso uno de ellos me amenazó, diciendo que me retirara o también me iba a remitir.

El domingo las autoridades avisaron a los padres que el lunes se determinaría el destino de cada detenido, pero fue un engaño, lamentó Bazán, porque decidieron trasladarlos durante la madrugada y sin previo aviso al Reclusorio Norte, donde Brandon fue informado que se le acusa de ataques a la paz pública, con el agravante de vandalismo en pandilla.

Lo que quieren es cansarnos física y económicamente a todos los padres. Mi gran temor es que a pesar de que tenemos pruebas y documentos de que no participó en ningún acto de vandalismo, no tengo mucha esperanza en que mi hijo sea liberado, porque esto es político y sabemos que un grupo de gente ajena a los estudiantes realmente participó en esto, lamentó la mujer.

Al esos casos se suman otros con diversas irregularidades. Ángel Boydan Florencia, de 21 años de edad, es acusado por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal de ser uno de los principales instigadores de la revuelta, a pesar que su edad mental es la de un niño de cinco años, afirmó su abogado, Juan de Dios Hernández Monge.

Prueba de ello, apuntó, es que al rendir su declaración ministerial su única preocupación era que le habían robado los cochecitos de juguete que eran para su hermano. Agregó que solicitó ante el Ministerio Público que se realice un peritaje sicológico a su defendido, pues es insostenible la acusación de la PGJDF, ya que todo indica que se trata de una persona inimputable.

Otr identificado por las fuerzas policiacas como una de los responsables de la jornada de violencia es Roberto Fabián Duarte García, de 38 años, quien desde los 12 se alcoholiza en la vía pública y consume drogas, afirmó su hermana Leticia Duarte.

Fabián vive en la calle desde que era niño, recuerda. Hemos tratado de ayudarlo para que deje esa vida. Ya ha tenido problemas con la autoridad, pero por robo de comida o de cervezas. Nunca ha actuado con violencia. Un día antes me dijo que iba a buscar trabajo en el Barrio Chino, yo creo que andaba en esa zona cuando lo detuvieron, porque su abogada nos confirmó que al rendir su declaración ministerial seguía alcoholizado y no es justo que a quienes ven más amolados sea a los que quieren cobrarles todo lo que se robaron.

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.