Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes El desarrollo en Grecia se quedó en bolsillos de empresarios y banqueros: Tsipras
Acciones de Documento

El desarrollo en Grecia se quedó en bolsillos de empresarios y banqueros: Tsipras

Última modificación 13/06/2012 14:05
por Tania Molina

Atenas, 12 de junio. En Europa ha comenzado a soplar un viento de cambio, sobre todo por medio de los movimientos y la resistencia de los ciudadanos europeos, sostiene Alexis Tsipras, líder de la Coalición de Izquierda Radical, Syriza, en entrevista con La Jornada, de cara a las elecciones legislativas a realizarse el domingo 17.

Publicado el: 13 de junio de 2012
El desarrollo en Grecia se quedó en bolsillos de empresarios y banqueros: Tsipras

Alexis Tsipras, líder de la Coalición de Izquierda Radical, Syriza, dijo en entrevista que, de ganar la elección, en su política interna tiene planeada la nacionalización del sistema bancario griego. Foto: Archivo La Jornada

 

Rodrigo Hernández

Publicada el 13 de junio en la versión impresa.

Especial de TeleSUR para La Jornada

Atenas, 12 de junio. En Europa ha comenzado a soplar un viento de cambio, sobre todo por medio de los movimientos y la resistencia de los ciudadanos europeos, sostiene Alexis Tsipras, líder de la Coalición de Izquierda Radical, Syriza, en entrevista con La Jornada, de cara a las elecciones legislativas a realizarse el domingo 17.

–A pocos días de los comicios presidenciales y en medio de una crisis económica, su país es el centro de atención del continente. ¿Cómo sienten la presión mundial de medios de comunicación y políticos?

–Es interesante porque el corazón del problema que vivimos existe en el centro de Europa y la crisis va a afectar rápidamente ahí también. Si un banco en Grecia colapsa esto afectará al sistema europeo bancario, porque los bancos mantienen fuertes lazos por los préstamos internos. Entonces, si un banco heleno colapsa, se llevará con él bancos en Italia y éstos a otros en Holanda o en Bruselas. Francia también está en el corazón del problema, creo que incluso Alemania no se queda fuera de esta crisis. El cerco se aprieta. Nosotros queremos seguir en la zona euro. En este contexto las opciones que tiene Alemania son dos. O darse cuenta de que la insistencia en este error es catastrófica y debe dejar a un lado las terquedades para cambiar de política, o que sea Alemania la que salga primero de la zona euro.

–¿Empiezan a sentirse aislados en el continente?

–Grecia en realidad no constituye más que 3 por ciento del producto interior bruto europeo, nuestra deuda representa 2.85 por ciento de la deuda europea. Es como una gota en el océano. El problema más grande para la zona euro es España, que es una economía grande y está a punto de desmantelarse, es Italia que tiene más deuda que nosotros. Entonces, lo que al mismo tiempo es el gran problema, es también el arma de Grecia, reivindicando una solución en conjunto para toda Europa

–¿Cómo se han podido generar estas deudas tan enormes?

–Hace ya muchos años que se formó, en la base de un modelo de desarrollo y producción que se basó en el dinero fácil, en el sobreprestamismo. Grecia no estaba lista para entrar en la eurozona cuando lo hizo. Adquirimos un consumismo extremo, organizamos unos Juegos Olímpicos con deudas que aún conservamos y, sobre todo, el desarrollo de años se quedó en los bolsillos de empresarios y banqueros.

–Desde hace años se han venido aplicando medidas de austeridad para frenar esta deuda, ¿ha funcionado?

–Son las mismas medidas que aplicaron a América Latina, que fallaron, pero que ahora las traen a Grecia. No sólo no han salvado al paciente, sino que lo han empeorado. El remedio fue peor que la enfermedad. Ahora con el pretexto de la crisis y la aplicación de las medidas de austeridad encontraron la oportunidad para desmantelar las leyes laborales, reducir los salarios en nombre de la competitividad bajando el coste de los trabajadores, encontraron la oportunidad para seguir especulando sin límite. Dos años y medio después nuestro PIB se redujo 20 puntos y es nuestro sexto año en recesión.

–En ese contexto, su partido, Syriza, ha pasado de tener en las elecciones anteriores 4 por ciento de votos, a esperar que los resultados de la consulta del próximo domingo le permitan ser primer ministro de Grecia.

–Hace dos años nadie en Grecia podía imaginar que en un país desarrollado en el corazón de Europa, en la eurozona, vendrían a imponer políticas de shock. Nadie esperaba hace dos años que Grecia en 2012 sería un país al borde de una crisis humanitaria. Entonces, es completamente normal que haya habido un cambio político. La paradoja sería que la gente tuviera hambre y siguiera apoyando a sus asesinos. Eso es ilógico. Creo que lo más normal es que la gente intentara convertir su rabia en una propuesta política alternativa.

–Según las encuestas necesitarán alguna alianza para poder gobernar algo que no pudieron conseguir en las anteriores elecciones.

–Nosotros queremos formar el 18 de junio un gobierno de izquierda. Y este momento es muy importante, es histórico para la izquierda en general. Sabemos que será difícil pero no tenemos más camino que agarrar esta oportunidad.

–¿Cuáles serán las líneas de su política interna?

–Hemos anunciado un plan nacional de reconstrucción que va a remplazar el memorando. Ahí se planea la nacionalización del sistema bancario y como siguiente paso su socialización a través de un control público social con transparencia. Vamos a eliminar parte de la deuda de las familias y los negocios sobreendeudados, tomando en cuenta la pérdida de ganancias desde el momento que firmaron los préstamos. Vamos a intentar apoyar principalmente los grupos sociales más débiles.

–¿Qué plantean para solucionar su deuda y la crisis?

–La solución al problema de Grecia y de la Unión Europea comienza entendiendo la derrota del dogma neoliberal de la señora Merkel y de los líderes de Europa y su obcecación en las medidas de austeridad. La deuda se podría manejar mediante un nuevo rol del Banco Central Europeo, a través del eurobono y de una reunión multilateral europea sobre la deuda. Parte de ésta se puede eliminar al ser ilegal, otra parte se pondrá sobre el control de BCE o bajo el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Sólo así los mercados van a entender que no son ellos los que tienen el control sobre esta situación, que la política tiene el control sobre los mercados. Cualquier otra opción puede, en corto plazo, llevar al desmantelamiento de la eurozona y eso sería un acontecimiento de influencia mundial. El euro es la segunda moneda de la reserva mundial, así que no hablamos de la bancarrota de una economía pequeña, sino de la destrucción de la segunda moneda más importante. Eso llevaría hacia una crisis a toda la economía mundial.

–¿Syriza tiene aliados en Europa que le puedan ayudar a conseguir esto?

–En Europa ha comenzado a soplar un viento de cambio, sobre todo a través de los movimientos y la resistencia de los ciudadanos. En los gobiernos vemos que hay incomodidad, en otros gobiernos hay persistencia hacia los mismos errores. En Francia, tras la salida de Sarkozy y la llegada de Hollande hay un constante movimiento, pero que todavía no es capaz de realizar grandes cambios.

–Hablan constantemente de continuar en la zona euro pero atendiendo a las amenazas de otros países, cuando hablan de eliminar las medidas de austeridad ¿miran también hacia otras zonas geográficas?

–Grecia puede ser un país pequeño de Europa, pero al mismo tiempo es una vía de paso en entre tres continentes. También es una vía de paso energético. Teníamos, tradicionalmente, relaciones de alianza y amistad que deberemos retomar con Rusia y pretendemos acercarnos en todos los sentidos al mundo árabe y sobre todo a América Latina.

“El ejemplo de Venezuela es característico. Hugo Chávez logró hacer cosas importantes para su país a través de un proceso pacífico y al mismo tiempo revolucionario. Logró nacionalizar las fuentes naturales de producción. Y lo consiguió aunque estuvo bajo un permanente choque con grandes intereses, los del capital y también geopolíticos que constantemente lo tienen en la mira.

–Siendo un grupo político sin experiencia, sin gente que haya en el poder, crees que va a ser difícil manejar una situación como la que vivimos?

–Claro que no tenemos experiencia, no estamos acostumbrados a robar ni a malgastar el dinero público. Pero tenemos una ventaja muy importante, tenemos la razón de nuestra parte y al pueblo de nuestro lado.

“También sabemos que aquí se enfrenta un pasado oscuro con un futuro de esperanza. Sabemos que nos vamos a enfrentar con fuerzas que no conocemos ni tenemos enfrente. Nuestros opositores más grandes no son los tradicionales partidos griegos, son las fuerzas del poder financiero del capital bancario, si no tenemos al pueblo con nosotros, no podemos dar pasos hacia adelante.

Video: Entrevista con Alexis Tsipras

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.