Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes Dura represión de la “marcha negra” en Madrid; 76 heridos
Acciones de Documento

Dura represión de la “marcha negra” en Madrid; 76 heridos

Última modificación 12/07/2012 09:41
por Tania Molina

Madrid, 11 de julio. La policía española reprimió con violencia la manifestación central de la llamada marcha negra, la protesta de los mineros del norte del país que luchan por mantener sus puestos de trabajo ante los severos recortes aprobados por el gobierno del conservador Mariano Rajoy. En una histórica movilización, a la que acudieron decenas de miles de personas frente a la sede del Ministerio de Industria, la administración respondió con una negativa a reunirse con los representantes de los trabajadores y con un operativo policial que se saldó con 76 heridos –cuatro de ellos en estado de reserva– y siete detenidos. Los representantes del Ministerio de Industria advirtieron que el gobierno no tiene la menor intención de dar marcha atrás en sus planes de recortes.

Publicado el: 12 de julio de 2012
Dura represión de la “marcha negra” en Madrid; 76 heridos

La policía disolvió con violencia la movilización de decenas de miles de mineros del norte del país que luchan por mantener sus puestos de trabajo ante los severos ajustes aprobados por el gobierno de Mariano Rajoy. Foto: Ap

 

Armando G. Tejeda, corresponsal

Publicada el 12 de julio en la versión impresa.

Madrid, 11 de julio. La policía española reprimió con violencia la manifestación central de la llamada marcha negra, la protesta de los mineros del norte del país que luchan por mantener sus puestos de trabajo ante los severos recortes aprobados por el gobierno del conservador Mariano Rajoy. En una histórica movilización, a la que acudieron decenas de miles de personas frente a la sede del Ministerio de Industria, la administración respondió con una negativa a reunirse con los representantes de los trabajadores y con un operativo policial que se saldó con 76 heridos –cuatro de ellos en estado de reserva– y siete detenidos. Los representantes del Ministerio de Industria advirtieron que el gobierno no tiene la menor intención de dar marcha atrás en sus planes de recortes.

Tras más de dos meses protagonizando protestas que han contagiado a otros sectores afectados por las medidas neoliberales aprobadas por el gobierno, como los profesores, estudiantes, funcionarios públicos y los trabajadores de la salud, los mineros declararon: La marcha aquí termina, pero la lucha sigue.

Decenas de miles de personas marcharon por el centro de Madrid bajo el llamado de la marcha negra. Mientras avanzaba la inmensa columna de gente que abarrotó el Paseo de la Castellana se escuchaba la explosión de cohetes caseros detonados con pólvora mientras se gritaban lemas como a por ellos, oe o somos mineros, no terroristas.

Mineros de las cuencas de Aragón, Asturias, Palencia y Castilla y León protestan desde abril contra los recortes aprobados por Rajoy al plan de la minería en el Presupuesto General del Estado. De un plumazo se suprimió 63 por ciento de lo previsto, a fin de reducir el déficit público exigido por la Unión Europea para desembolsar el millonario plan de rescate para el sistema financiero español en quiebra, el cual gozará de una inyección de 100 mil millones de euros.

El rescate a la minería del carbón, que emplea más de 14 mil personas y es una actividad de la que viven miles de familias y numerosos pueblos de las cuencas mineras, no supondría más de 200 millones de euros.

La manifestación de Madrid fue la culminación de una larga marcha a pie de 200 mineros, que recorrieron más de 400 kilómetros a pie para llevar sus reivindicaciones al ministerio de Industria y a La Moncloa. A su paso por los pueblos, ciudades y pedanías, los mineros recibieron el apoyo y la solidaridad de una sociedad castigada por la crisis y por los recortes del gobierno, que asisten al desmantelamiento del Estado del bienestar y al empobrecimiento de un país que hasta hace unos años se situó entre los más prósperos del planeta.

Después de la enésima negativa del gobierno a recibir a una delegación de los mineros que llegaron hasta el Ministerio de Industria, algunos manifestantes intentaron cruzar las vallas de seguridad instaladas por los agentes antidisturbios, quienes además grabaron con sus cámaras a los manifestantes. Esto fue visto como un nuevo gesto de provocación contra los trabajadores.

A partir de ahí comenzó un duro enfrentamiento. La policía lanzó pelotas de goma, macanazos y gases lacrimógenos y los manifestantes respondieron arrojando algunos objetos del mobiliario urbano.

El saldo final fue de 76 heridos –43 manifestantes, un periodista y 32 policías– y siete detenidos, entre ellos algunas de las mujeres de los mineros que viajaron desde las cuencas mineras para apoyar a sus esposos en los 600 autobuses que arribaron a Madrid.

Mientras transcurría la manifestación, desde el Congreso de los Diputados el presidente Rajoy anunció el mayor recorte en la historia de la democracia al Estado del bienestar.

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.