Herramientas Personales
Secciones
La Jornada | Usted está aquí: Portada Recientes “Sigo en la lucha y pido justicia para todos los presos”, sostiene Uriel Sandoval, al salir del hospital
Acciones de Documento

“Sigo en la lucha y pido justicia para todos los presos”, sostiene Uriel Sandoval, al salir del hospital

Última modificación 11/12/2012 20:24
por Tania Molina

El estudiante Juan Uriel Sandoval Díaz fue dado de alta en el Hospital General ayer al medio día, luego de que perdió el ojo derecho y sufrió fracturas en pómulo y nariz, producto del impacto de un objeto –que sería una bala de goma, de acuerdo con sus familiares–, el sábado primero de diciembre, durante las protestas contra la toma de posesión de Enrique Peña Nieto.

Publicado el: 11 de diciembre de 2012
“Sigo en la lucha y pido justicia para todos los presos”, sostiene Uriel Sandoval, al salir del hospital

Juan Uriel Sandoval Díaz, estudiante de la UACM, fue dado de alta en el Hospital General luego de perder el ojo derecho y sufrir fracturas en un pómulo y la nariz, a raíz del disparo una bala de goma, de acuerdo con familiares. Foto: Prometeo Lucero

 

Fernando Camacho Servín

Publicada el 7 de diciembre en la versión impresa.

El estudiante Juan Uriel Sandoval Díaz fue dado de alta en el Hospital General ayer al medio día, luego de que perdió el ojo derecho y sufrió fracturas en pómulo y nariz, producto del impacto de un objeto –que sería una bala de goma, de acuerdo con sus familiares–, el sábado primero de diciembre, durante las protestas contra la toma de posesión de Enrique Peña Nieto.

Decenas de compañeros y amigos de Sandoval se dieron cita desde las 10 de la mañana para gritar consignas en apoyo al joven de 22 años de edad, alumno de licenciatura en ciencias ambientales en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), y formar vallas de protección frente al nosocomio con el propósito de evitar que fuera detenido por la policía, como se decía.

En improvisada conferencia de prensa, Sandoval agradeció la presencia de sus compañeros y exigió la liberación de todos los detenidos tras los disturbios del sábado.

Sigo en la lucha. Esto no terminará hasta que la miseria termine. Reivindico todas las formas de lucha y pido justicia para todos los presos, porque la libre manifestación es un derecho que no nos dejaremos arrebatar. Hace falta más organización entre los desposeídos para buscar los ideales de solidaridad e igualdad, indicó el estudiante en medio de gritos de ¡No estás solo, no estás solo!

Abigail Escalante Tirado, abogada de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh), señaló que ayer presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) por los delitos de tentativa de homicidio y abuso de autoridad contra los elementos de la Policía Federal (PF) que hayan sido responsables de disparar no sólo contra el estudiante de la UACM, sino también contra Francisco Kuykendall y otras personas lesionadas el sábado.

Adrián Ramírez, presidente de la Limeddh, explicó que no hay certeza absoluta de que el objeto que golpeó a Sandoval fue una bala de goma, pues los médicos todavía no les entregan copia del expediente completo de la lesión. Indicó que es fácil deducir que un proyectil de ese tipo dañó al joven, pues hay testimonios, videos y fotografías donde se comprueba que el día de las manifestaciones los agentes policiacos los usaron de forma indiscriminada.

Recordó que el gobierno sabe que las balas de goma son un elemento de disuasión que puede herir gravemente e incluso matar a la persona que impacta, como lo demuestra el caso de dos pobladores asesinados con esos proyectiles durante la incursión policiaca en la comunidad San Salvador Atenco, en mayo de 2006.

Hay fotos de cuando los policías están disparando, y si la PF dice que no las usó el primero de diciembre, está mintiendo y no sólo es responsable del acto por comisión, sino también por el intento de encubrir el delito, aseveró.

El activista indicó que nunca hubo claridad respecto de la situación jurídica del joven lastimado, pues aunque no se hizo pública ninguna orden de aprehensión en su contra, varios agentes acudieron al hospital para amagar con su detención.

Desde el principio, Uriel se declaró inocente y no va a huir a ninguna parte. Ahora lo que se necesita es darle atención emocional y física para que después amplíe su denuncia, estimó.

 

Your name is Anonymous User
Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por los humanos.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2018 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.